Jorge Martín Díaz Guevara «Coco»

JORGE MARTÍN DÍAZ GUEVARA “COCO”

03 de noviembre de 1967 - 20 de junio de 2020
Tumbes, Perú

En unas las regiones del país con más casos de corrupción registrados, donde ejercer el periodismo es una hazaña y una necesidad, un hombre de prensa dedicó su vida a exponer y a denunciar estos actos. Jorge Díaz Guevara (52 años), conocido también como “Coco”, fue periodista, luchador social, amante de la música trova, maestro en las aulas y fuera de ellas.

Once años atrás, fundó el diario Tumbes 21 “Hecho por tumbesinos”, junto a su hermano César Díaz. Fungió como director periodístico y muchas veces editor, ya que la pureza no solo tiñó su prominente barba, sino que alcanzó a su ortografía. Prolija al escribir, Jorge relató las historias más destacadas de su región, sacó a luz la mala gestión de sus autoridades y destapó incontables casos de corrupción, sin temor a nadie más que a la injusticia.

Entre querellas y amenazas a su labor, Jorge elevó su pluma para enfrentar a los adversarios de la libertad de expresión. “En la mira” era el título de su columna en el diario y la manifestación que caracterizó su vigilia al poder.

Su transparencia, virtuosidad y sonrisa son hoy parte del recuerdo de sus seres más queridos, quienes atestiguan su inagotable lucha por el bien común. “Estoy vivo” enfatizó en su último texto publicado. Aun desde la enfermedad, no dejó de criticar y escarbar en las irregularidades, dedicando sus últimas líneas al valor de la vida y la justicia.

Las investigaciones de Jorge Díaz y su paso por la televisión, la radio y el diario forman parte de la historia de Tumbes, así como su visión del periodismo sentó las bases para el futuro de la prensa en la región.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Este perfil fue construido con los testimonios de César Diaz, hermano, y Marlon Castillo, colega y amigo.

Libro de firmas
Si deseas compartir un recuerdo, aquí puedes hacerlo:

Mario Ley Bucana Huamaní «Cholito»

foto

MARIO LEY BUCANA HUAMANÍ “CHOLITO”

16 de octubre de 1957 - 08 de mayo de 2020
Lima, Perú

De baja estatura, pero gran espíritu. Así fue Mario Bucana Huamani (63 años), camarógrafo que consagró más de 35 años de su vida al periodismo. Fue los ojos de muchas historias y en todas ellas operó con ímpetu y valentía. “Cholito”, le decían por su incomparable fuerza. Una resistencia que mantenía en sus hombros una cámara de 15 kilos y 3 baterías en el chaleco con los que corría, a la velocidad de la noticia, por las aún durmientes calles de la ciudad. Sus registros relatan la historia del Perú, desde sus pasajes más desoladores hasta los más históricos. Detrás de la cámara supo contemplar una mirada humana y creativa de los hechos y con ella guió a sus reporteros.
Su sonrisa, intacta y contagiosa, era reflejo de su espíritu y devoción. Llevaba consigo la adrenalina de cada comisión y custodia de su valentía fue su desgastado e infaltable chaleco azul.

Mario no solo fue un destacado periodista, también fue un buen compañero. Los cargos le parecían pasajeros, pero la amistad inquebrantable. Dejaba todo si veía a alguien en peligro, no creía en competencias y fue su humildad lo que caracterizó su trabajo.

Los nuevos reporteros que llegaban al canal encontraban en él a un guía, amigo y profesor. “Todo se puede conseguir, todo se puede vencer menos la muerte”, decía Bucana.

Continuó trabajando durante la pandemia y se enteró de la enfermedad cuatro días antes de su muerte. Mario fue un guerrero de la imagen, sus valores periodísticos marcaron también los caminos profesionales de su hija y nieta. La casa televisora Panamericana TV fue su segundo hogar y el legado que “Cholito” deja en ella es invaluable. Sus pasadizos llevan el rastro de su compromiso ferviente con la información, las lecciones y sonrisas que dejó en sus colegas y la lucha por un ejercicio periodístico más justo y humano.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Este perfil fue construido con los testimonios de Marilyn Bucana (hija) y José Llaja (colega y amigo).

Libro de firmas
Si deseas compartir un recuerdo, aquí puedes hacerlo: